jueves, 7 de julio de 2011

VIRGENES O PUTAS TENEMOS DERECHO A SER LIBRES

“Me querés virgen, me querés santa, me tenés harta”

Organizaciones y ciudadanos feministas han organizado en más de 70 ciudades del mundo Marchas de las putas para revindicar el derecho a la igualdad, a la seguridad y a vestirse como quieran después de que un policía canadiense justificara las agresiones sexuales cuando las mujeres "se visten como putas".

Participantes en la Marcha de las putas (Red de Mujeres de Matagalpa)

Esta mañana de sábado en Matagalpa, una pequeña ciudad en el norte de Nicaragua, donde empiezan las montañas, muchos transeúntes que circulan por el parque central retrasan su vuelta a casa. Detenidos por la curiosidad, rodean al grupo de mujeres que vestidas con ajustados pantalones, medias negras de malla, minifaldas, pelucas de todos colores, profundos escotes y zapatos con altísimos tacones de ajuga, botas o deportivos, se pintan la boca unas a otras con pintalabios rojo carmesí.

Es sábado 11 de junio y ellas escriben en sus piernas, brazos y rostros leyendas como ‘Puta’, ‘No es No’, y son las participantes nicaragüenses de ‘La Marcha de las Putas’, una acción contra la violencia que recorre el mundo reproduciéndose viralmente de continente en continente. La protesta, originada en Canadá, después que el policía canadiense Michael Sanguinetti afirmara en una conferencia en Osgoode Hall Law de Toronto que “si las mujeres no querían ser agredidas tenían que dejar de vestirse como putas”.

Sanguinetti, quien se disculpó públicamente y fue sancionado por sus jefes, apenas estaría expresando profundas creencias culturales que culpan a las mujeres por las agresiones sexuales. Las declaraciones se realizaron el 23 de Enero del 2003, y la primera marcha en abril del mismo año. Desde entonces se ha reproducido en más de 72 países, según Edurne Larracoechea, una de las organizadoras en Nicaragua.

La violencia contra las mujeres es epidémica en Nicaragua, según han reconocido las autoridades de salud. En el presente año, la Asamblea Nacional discute dos propuestas de Ley contra la violencia de género, una, presentada por el Movimiento de Mujeres María Elena Cuadra, y otra por el partido de gobierno de Daniel Ortega. Ambos buscan detener la violencia machista que de enero a junio han costado la vida de medio centenar de mujeres.

Hoy la prensa reseña el caso de Edda Altamirano, una mujer de 42 años, encontrada inconsciente en el barrio de Guadalupe de esta ciudad y que permanece en coma en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Lenin Fonseca, de Managua. Los reportes señalan que la mujer fue agredida tras salir de un bar, y ejercía la prostitución, mientras que la expatrona y el exmarido insisten en que ‘ella es una mujer decente y trabajadora’.

En el año 2010, en Nicaragua se reportaron oficialmente 80 asesinatos contra mujeres, la mayoría perpetrado por esposos o novios, y en lo que va del año la Policía registra 45. Las mujeres que ejercen la prostitución también son asesinadas: dos de ellas aparecieron estranguladas en pensiones. Por ello, algunas mujeres han redoblado medidas de protección como anotar las placas de los vehículos de los clientes con quienes sus compañeras se van.

Participantes en la Marcha de las Putas en Nicaragua (Red de mujeres de Matagalpa)

La Marcha de las Putas de Nicaragua también se propagó a través de Facebook. El logo de una zapato rojo tacón alto coquetamente decorado con tobillera, símbolo de la marcha mexicana, empezó a rebotar en las cuentas de de las feministas, ‘me gusta, me gusta’, y de repente la Red de Mujeres de Matagalpa anunció que habría marcha en Nicaragua, y empezaba la conmoción. Las organizadoras tuvieron que aclarar ante la prensa nacional que no era una marcha promoviendo la prostitución, sino a favor del derecho a vestirse como quisieran, sin ser victimizadas.

Sin necesidad de negociaciones, integrantes de organizaciones de todo el país, se personaron en Matagalpa con carteles en los que se leía.’Me querés virgen, me querés santa, me tenés harta’; ‘Que parte de NO no entendés’; ‘Por el derecho a vestirme como quiera, exijo respeto’; ‘Si puta es ser dueña de mi cuerpo, soy Puta’; ‘No quiero tu piropo, quiero tu respeto’; ‘Las prostitutas entraran antes que los sacerdotes en el reino de Dios, Mateo 21:21′; ‘Puta de pensamiento, obra y omisión. No me siento culpable’, entre otras.

Por momentos, las mujeres, marchan bailando canciones de Alaska ‘A quién le importa lo que yo haga, a quién le importa lo que yo diga, yo soy así, así seguiré y no cambiaré…’, o el rap de Gaby Baca ‘Quiero caminar sin que me jodan, sin que me fastidien en la calle’, hasta que la música pasa a la Batucada Feminista de la Red de Mujeres de Matagalpa, cuyas integrantes uniformadas con camisetas verdes se lanzan al ruedo azotando caderas y timbales, mientras corean, ‘Alerta, alerta, red de mujeres de Matagalpa se mueven en libertad’.

Bailando durante la Marcha (R.M.M.)

Mientras el machismo sigue contraatacando. Un conocido abogado anunció en televisión nacional una contramarcha ‘La marcha de los Chivos (cornudos)’, mientras que un periodista radial menea la cabeza, y dice que lo peor es que las mujeres que marcharon son ‘muchachas correctas’, no prostitutas. Mientras tanto en el parque de Matagalpa, desde la acera, entre los curiosos, uno le pregunta a otro: ‘¿Serán putas de verdad?’.